Home » Afectados/as » Recursos de ayuda

Recursos de ayuda

Dispostivos más comunes que ofrecen ayuda para el tratamiento del alcoholismo:

Alcohólicos Rehabilitados: Se trata de un movimiento social y sanitario, que se dedica a informar, prevenir y tratar los problemas relacionados con el alcohol, así como a la inserción social del enfermo alcohólico. Ello se lleva a cabo desde el trabajo de asociaciones y federaciones.

Alcohólicos Anónimos: Alcohólicos Anónimos es una comunidad extendida por todo el mundo. No promueven investigaciones sobre el alcoholismo, ni sobre tratamientos médicos. Su objetivos es la sobriedad continuada de todos aquellos que acuden a ellos para pedir ayuda. Llevan a cabo un método terapéutico estructurado en doce pasos.

Centro de Atención al Drogodependiente, Centros de Tratamiento Ambulario, etc: Se trata de un centro de tratamiento que normalmente combina seguimiento médico, psicológico y social, regulados por los Planes Autonómicos sobre Adicciones. Entre sus funciones están el asesoramiento, el diagnóstico, el tratamiento, la derivación a otros dispositivos, colaborar con los centros de salud, etc. Son de carácter ambulatorio.

Comunidad Terapeutica: las Comunidades Terapeúticas son dispositivos de tratamiento con carácter residencial que obedecen a una jerarquía con etapas de tratamiento con niveles cada vez mayores de responsabilidad personal y social. Su trabajo está enfocado al logro del desarrollo de habilidades sociales y de responsabilidad, mediante la influencia entre compañeros.

Movimiento Asociativo: Asociaciones diversas que estén registradas convenientemente y que prestan ayuda a las personas con problemas de alcoholismo.

Recursos de Inserción Laboral: A nivel nacional el Programa Incorpora. Existen más recursos y programas que son diferentes en función de las comunidades autónomas.Si tiene problemas con el alcohol, o alguien cercano a usted los tiene, puede recurrir a su centro de salud más próximo, a un centro de tratamiento ambulatorio para atención a adicciones, o a la delegación de los servicios sociales municipales de su localidad. Ellos deben valorar su situación y derivarle a un centro adecuado de tratamiento.